Tecnam, una historia de película

Tecnam, una historia de película

Tecnam, una historia de película

Los hermanos Pascale soñaban con volar mientras jugaban con sus aviones de papel y acabaron fundado una de las grandes marcas de la aviación ligera

La historia de Tecnam, una compañía que en 2018 celebrará su 70 aniversario, ha tenido muchos actores durante todas estas décadas de innovación, desafíos y superación. Pero sin duda, dos de los grandes protagonistas han sido los hermanos Pascale, cuya pasión por la aviación no solo sirvió para fundar y consolidar una de las grandes marcas de la aviación ligera a nivel mundial, sino que también sería un buen argumento para una película.

Giovanni y Luigi solían pasar el tiempo jugando con aviones hechos de papel cuando tan solo eran unos niños. Eran los años 30 y los Pascale ya pensaban en construir pequeñas aeronaves capaces de recorrer cada vez más y más distancia desde su terraza de Benevento, en Italia. “Éramos dos niños movidos por una gran pasión hacia las máquinas de vuelo. Los aviones de papel tan solo eran la primera expresión de interés que más tarde nos llevaría inevitablemente a la construcción de modelos de aviación” explicaba Giovanni Pascale, el menor de los dos hermanos.
Tecnam, una historia de película Tecnam, una historia de película
Una serie de casualidades hicieron que, en sus años de instituto, llegara a sus manos la revista “L’Aquilone”, donde encontraron la dirección de Movo, un proveedor de cajas de montaje y equipamiento para las aeronaves de Milán. Así fue cómo escogieron el primer modelo de aeronave en el que trabajarían, el M5. Al acabar el curso, viajaron a Faicchio, donde comenzaron a preparar su pequeño laboratorio y a conseguir sus propias herramientas. Durante esos días, conocieron a Mario Brioli, otro apasionado por la aviación, que les prestó una gran ayuda en la creación de su primer modelo y los inconvenientes a los que tuvieron que hacer frente durante su construcción.

Este primer modelo no pudo alzar el vuelo finalmente debido a una rotura en la madeja elástica que terminó por destrozar el fuselaje. “Nos desilusionamos un poco, pero no decaímos. Empezamos a hacer planes para el futuro”, afirmaba Pascale. El curso volvía a comenzar y toda la familia volvió a Benevento. Ambos hermanos continuaron manteniéndose al día de las innovaciones de Movo y todo lo que ocurría en el campo de la construcción de aviones, gracias a L’Aquilone. Mientras, decidieron construir su segundo modelo, el M8.

No fue hasta unos años más tarde, en 1948, cuando por fin vieron su primer diseño construido, el Partenavia Astore. Ese mismo año, se fundó Tecnam, que desde entonces se ha convertido en una de las marcas líderes de aviación ligera en todo el mundo, con más de 4.500 aeroplanos volando por todo el planeta.

 

 

Sin comentarios

Publicar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies