¿Una rotonda gigante para solucionar el crecimiento del tráfico aéreo en los aeropuertos?

rotonda gigante

¿Una rotonda gigante para solucionar el crecimiento del tráfico aéreo en los aeropuertos?

La Unión Europea está estudiando esta propuesta que está desarrollando el Centro de Aviación de Holanda.

El sector de la aviación ha duplicado su tamaño en los últimos 15 años y se prevé que el tráfico aéreo se triplique para 2050. En este primer semestre de 2017, el tráfico aéreo ha subido un 8,7% respecto al mismo periodo del año anterior, según datos publicados por la rama europea del Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI).

Esta es la principal razón que ha llevado al NLR (Centro de aviación de Holanda) a buscar una solución segura y eficiente que no condicione la habitabilidad de las zonas próximas a los aeropuertos: la creación de una rotonda gigante que regule el tráfico. Todavía no tiene fecha de construcción, pero la Unión Europea ya se ha interesado en el proyecto e incluso ha decidido financiar parte de los gastos.

Tras varios años de gestación, el proyecto ha comenzado a tomar forma y recibe el nombre de “The Endless Runaway”. Se basa en un concepto de aeropuerto totalmente nuevo que consiste en la construcción de una rotonda gigante con un diámetro aproximado de entre 3 y 4 kilómetros alrededor de la terminal. Este nuevo aeropuerto ocuparía tan solo un tercio del espacio que actualmente ocupan los aeropuertos convencionales. El padre de esta iniciativa, Henk Hesselink, explica que “los aeropuertos actuales podrán utilizar este método sin modificaciones significativas. Además, el círculo será tan grande que permitirá que haya incluso tres aviones operando sin interferir los unos con los otros”.

rotonda gigante

Foto: Gizmodo.

Dentro de las ventajas que esta medida puede suponer, hay que añadir que los aviones podrán realizar las maniobras de despegue y aterrizaje sin importar la dirección del viento, ya que siempre habrá un punto en la rotonda en el que el viento no interfiera. Para optimizar el despegue y el aterrizaje, y así compensar las fuerzas centrífugas que se generen, la pista no será totalmente horizontal, sino que contará con un peralte pronunciado como el de algunos circuitos de automovilismo.

Pero esta novedosa idea también ha encontrado sus detractores, ya que algunos pilotos tienen dudas de la funcionalidad de esta rotonda gigante y critican la supuesta complejidad de las maniobras que tendrán que ejecutarse, así como las modificaciones pertinentes en aviones y pistas. Hesselink asegura que, tras realizar un pequeño curso de adaptación, los pilotos encontrarán el aterrizaje en este tipo de pistas de gran facilidad.

The Endless Runaway no se trata de un proyecto completamente nuevo, sino que se comenzó a estudiar en los años 60. Sin embargo, no llegó a cuajar debido a la falta de avances tecnológicos de la época. Actualmente, trabajan en él el NLR (Holanda), el DRL (Alemania), el ONERA (Francia), el INTA (España) y el ILOT (Polonia). Además, cuenta con la financiación de la Unión Europea a través del 7º Programa Framework.

Os dejamos con esta simulación presentada por la BBC en la que se explica más en profundidad el funcionamiento de esta iniciativa.

Sin comentarios

Publicar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies